CULTIVO DE LA PIMIENTA CAYENA


Una vez que utilizas la pimienta cayena para darle ese toque picante a tus platos favoritos o aprovechando al máximo sus propiedades medicinales, nunca más dejarás de emplearla y querer tenerla siempre a la mano, para el momento justo en que la necesites. Por ello aprender de cómo se realiza el cultivo de la pimienta cayena es nuestro objetivo, con el fin de que puedas beneficiarte de sus formidables cualidades gastronómicas y terapéuticas sin tener que salir de casa.

Esta planta, crece como un arbusto con frutos alargados conocidos como ajís o chiles, de un color rojo tan intenso como lo es su sabor y que al secarse son molidos, para formar el polvo que usamos comúnmente en nuestra cocina, la popular pimienta cayena, el condimento por excelencia de quienes gustan dar un toque fuerte a sus comidas.

De manera que si deseas descubrir cómo lograr el cultivo de la pimienta cayena por cuenta propia, atiende estos consejos que te aportamos para que tu siembra resulte todo un éxito.

cultivo de la pimienta cayena-técnicas

Conoce las características de suelo y clima para el cultivo de la pimienta cayena.

Por ser una planta nativa de América, es importante a la hora del cultivo de la pimienta cayena, reproducir lo mejor posible ciertas condiciones de suelo, clima y riego que van a influir en la calidad de la cosecha a obtener.

Sus arbustos se adaptan rápidamente a distintos tipos de suelos, ya sean arcillosos o arenosos, solo es necesario que tengan un buen drenaje y pH intermedio, además de abundante material orgánico.

En lo referente al clima, la temperatura ideal debe ser de 24º C, para evitar que el crecimiento de nuestras plantas se vea afectado y que la producción de frutos sea escasa o nula.

cultivo de la pimienta cayena-consejos

Consejos para tu propio cultivo de pimienta cayena.

El cultivo de la pimienta cayena puedes iniciarlo en semilleros, donde la germinación estará lista en unos 15 o 20 días, trasplantando las pequeñas plántulas cuando alcancen unos 10 centímetros de altura y posean unas cuantas hojas.

Si inicias tu cultivo en maceta, es preferible elegir una de plástico y no de arcilla, con el fin de evitar que el recipiente absorba excesivamente el agua. Asimismo, la tierra debe haberla abonado con anterioridad, sembrando las pequeñas plantas de manera que solo sus raíces queden cubiertas por la tierra.

El riego de la pimienta cayena deberás efectuarlo al comienzo dos veces al día y al producirse más hojas, solo deberás regarlas por la mañana, evitando la formación de charcos, pues necesita del agua pero no en exceso.

Cuando tus plantas de pimienta cayena hayan alcanzado una altura de 1 mt. aproximadamente, los riegos deberán ser cada 3 o 4 días, para evitar una humedad continua.

La exposición al sol de las plantas sembradas es muy importante, así que deberá recibir luz solar por lo menos durante 8 horas diarias, pudiendo mantenerse el resto a espacios levemente sombreados.

Una vez que comiencen a florecer los arbustos, tendrás los primeros ajíes o pimientos de la pimienta cayena en un período de 20 días.